Quiero Hacer

El Mosaico Del Ex

“You can never replace anyone.
What is lost is lost.
Each relationship, when it ends, really damages me.”
Celine, Before Sunset (*)

A mí (como a Celine) me afecta mucho terminar una relación. Cada vez que corto con alguien siento el peso de toda esa energía invertida caer sobre mí como una bolsa de emociones enquilombadas, y me resulta un trabajo necesario pero sobrehumano ponerme a ordenar su contenido para salir adelante. Creo con fuerza en que esto se debe en gran parte a que cada persona es un manojo de detalles únicos, y que al amarla estás amando todas esas pequeñas cosas individuales que nadie más en el mundo tiene, algo que también nos explicó Celine:

“I feel I was never able to forget anyone I’ve been with, because each person had their own specific qualities.” “I see in them little details, so specific to each of them, that move me, and that I miss, and will always miss. You can never replace anyone, because everyone is made of such beautiful specific details. “

Cada ser humano trae consigo detalles específicos, y por lo tanto resulta lógico que al haberlos vivido en la intimidad de una relación amorosa nunca se los deje de recordar con cariño. ¡Y está buenísimo poder pensarlos de esa manera! Justamente por eso considero un error de sanación intentar eliminar a un ex de la memoria, simplemente porque las cosas no funcionaron. ¿Posta no aprendimos nada de Clementine y Joel? No nos sirve el eterno resplandor de una mente sin recuerdos, si bien hoy ya no somos nada alguna vez fuimos todo, y tanto lo bueno como lo malo nos hizo crecer y formó nuestras personalidades. ¿Por qué renegaríamos de eso?

Pero reconocer que la otra persona existió tampoco debería irse de mambo y convertirse en una traba de superación: necesitamos soltar de verdad (hashtag soltar) lo que ya no está con nosotros para dejar lugar a nuevas experiencias. No hay que confundir memoria con estancamiento, de la misma forma que olvido no es superación.

Hace un tiempo estaba muy mal por una separación, e inventé un ejercicio que en su entonces me funcionó muchísimo para sentirme mejor. El mismo gira en torno a estos dos ejes que contaba recién: quiero reconocer que existió este ser humano en mi vida, pero lo quiero dejar ir. Comparto el ejercicio por si alguien ahí afuera justo lo andaba necesitando, se llama El Mosaico del Ex (*2), y funciona así:

-Buscá en tus álbumes de fotos, computadora, disco rígido, mail, Instagram, Facebook, Fotolog, Myspace (etc etc etc) una foto feliz con cada uno de tus exs. Desde tu primer novio hasta el más reciente, una sola foto de cada uno en la que se vean ambos sonrientes, felices, enamorados. Separá todas en una carpeta en tu escritorio.

-Abrí cualquier programa en el que puedas hacer collages de fotos (Photoshop, Illustrator, Sketch, Paint, Powerpoint, Word)

-Armá un mosaico tipo collage con todas las fotos juntas, una al lado de la otra.

-Cuando lo tengas armado, detenete un ratito en cada foto y pensá: ¿Cómo te sentías en esa imagen? ¿En qué estabas pensando? ¿Y en esa otra? ¿Y en la otra?

-Ahora mirá todas en su conjunto. ¿Qué conclusión sacás?

A mí personalmente este ejercicio me hizo dar cuenta de que en cada una de esas fotos mi yo de ese plano temporal estaba enamorada hasta las manos y segurísima de que por fin había encontrado a la persona con la que quería pasar el resto de su vida. Para la Lali de cada una de esas fotos, la persona que tenía al lado era The One. No había encontrado antes ni encontraría jamás otro mejor para ella: era él con quien se casaría, con el que tendría hijos, con quien viajaría a cada rincón del planeta y construiría mundos y universos y galaxias, y era un hecho para ella que nadie jamás en la historia de la humanidad podría volver a hacerla sentir así. ¡Oh Sorpresa! En cada una de esas fotos, cada una de esas versiones de mí misma se había equivocado.

En su cognitivismo (*3), el Mosaico del Ex me permitió ver en perspectiva que lo que en el presente creía absolutamente real e irrevocable no es necesariamente así para siempre, y que eso está bien. Que aunque a veces lo parezca nunca (nunca, nunca, nunca) es el fin, que siempre llega otra historia, que todo lo que pasó sirve y que si se va hay que dejarlo salir.

Al ver dos fotos del mosaico juntas, también te das cuenta de que tenés la capacidad de volver a enamorarte. Tus ojos se encuentran con dos hechos comprobables: dos estados temporales distintos en los que la misma persona está totalmente segura de que su amor, su verdad y su momento (sus amores, sus verdades y sus momentos) son los únicos posibles. Te enfrentás con dos versiones tuyas que creen, simultáneamente, en dos realidades incompatibles.

A mí personalmente, ver la realidad de esta manera me ayudó a decir “si esto pasó, esto también va a pasar”. Me sirvió para no dejarme llevar por las tristezas del presente y poder enfocarme en la Big Picture, que no siempre es una sola sino que a veces viene en forma de varias imágenes pequeñas que componen un mosaico global de perspectiva y superación.

 

*Si no vieron la trilogía ‘Before’ de Richard Linklater, les recomiendo muchísimo hacerlo. Las tres películas en su conjunto forman, para mí, el relato más honesto sobre el amor que vi hasta ahora en la historia del cine. 

*2: El ejercicio solamente funciona si tenés dos o más exs. Si tenés uno solo no podés hacer la comparativa visual y no se logra el efecto.

*3: Para la psicología cognitiva, los problemas mentales y emocionales están estrechamente relacionados a los procesos cognitivos. El postulado central de la terapia cognitiva es que las personas sufren por la interpretación que realizan de los sucesos y no por estos en sí mismos. Durante el proceso terapéutico se busca que la persona paciente flexibilice la adscripción de significados y encuentre ella misma interpretaciones más funcionales y adaptativas

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Lucia
    20 noviembre, 2017 at 11:07 am

    Querida Lali,
    Me encanto, y a mi en lo personal, mientras leía cada una de las palabras, no fue necesario buscar las fotos, las tenia en mi mente y ese sentimiento refloto en mi pecho… gracias y tal vez, al menos en mi ser, superar me costo mas, porque me esforzaba en eso… en tratar de borrar a alguien a quien había sido todo en ese momento de mi vida…
    GRACIAS!!!

  • Leave a Reply