Viajar

Seis actividades para hacer en Londres fuera de “lo mainstream”

El año pasado viajé a Londres por pocos días con mi novio y, honestamente, no nos encantó la ciudad. Íbamos de atracción turística en atracción turística, de Picadilly Circus al Big Ben, de ahí al London Eye, de ahí al Tower Bridge, parando a comer cualquier cosa rápida en el camino y yéndonos al airbnb temprano por no tener mucha idea de qué hacer de noche. En criollo: Londres nos pareció alto meh y no teníamos planes de volver. Nos recuerdo yendo al aeropuerto de vuelta a Berlín diciendo “esta es la última vez que venimos a Londres”, así de poco nos dejó la visita.

Pero cuando este año, con el nuevo viaje a Berlín ya planificado, descubrí que una de mis bandas favoritas iba a tocar en Londres, decidimos darle una segunda oportunidad a la ciudad. Y esta vez me aseguré de no cometer el mismo error de la primera, que fui sin tener idea de nada, y disponerme a hacer un poco de research. Busqué cosas en google, le pregunté a conocidos y desconocidos por twitter, leí una bocha de foros y me aseguré de rastrear bien internet para identificar las cosas que podrían coparnos para hacer. Spoiler alert: Encontré de todo. ¡Resulta que Londres está buenísimo! En este post les dejo seis atracciones ‘no tan mainstream’ para hacer en la ciudad porque, si bien los monumentos y todo ese piripipí son icónicos e importantes, al final de cuentas lo que más te marca es lo bien que la pasaste y no necesariamente los ladrillos que viste. Así que, para quienes tienen una búsqueda similar a la mía, acá les comparto estos seis hallazgos con el fin de que su estadía en Londres los deje con estrellitas en los ojos.

  1. God’s Own Junkyard

Un espectáculo y una bizarreada hermosa que probablemente no vayan a ver fácilmente en otra parte del mundo. Este reino del neón y lo kitsch es una colección privada de carteles que abre sus puertas al público de manera gratuita de viernes a domingos (porque durante la semana hacen produs y alquilan sus props). Podés entrar y recorrerlo libremente, sólo teniendo cuidado de no sacar fotos con cámara, solamente con celular (un bajón para nosotros, pero que no aplaca la experiencia). Además venden cosas para comer y tomar, así que después de recorrer el espacio (que no es muy grande) podés descansar un ratito con algo rico. God’s Own Junkyard está ubicado en una zona industrial (fuera del circuito tradicional de las zonas 1 y 2) pero vale la pena el esfuerzo(que en subte no es más de media hora de viaje, así que tampoco es para tanto, no sean cómodos).

Para ir se tienen que tomar el subte a Walthamstow Central (Victoria Line) y de ahí caminan un par de cuadras. Más info sobre God’s Own Junkyard en www.godsownjunkyard.co.uk

  1. House of Minalima

¡No puedo creer que me perdí de esto la primera vez que vine a Londres! Minalima combina dos cosas que me fascinan: el diseño y Harry Potter. Es un local/museo de Miraphora Mina y Eduardo Lima (Minalima), los diseñadores gráficos responsables por todo este universo mágico. En el local pueden comprar prints, postales, cuadernos y otras cosas hermosas, y si les interesa se pueden anotar a un tour de 45 minutos por los tres pisos restantes que tiene la casa. El tour cubre todo el arte de este universo, desde HP hasta Fantastic Beasts, y es totalmente gratis, sólo tienen que pedir en el mostrador que les den un lugar. Me fui absolutamente enamorada del lugar.

Dato anecdótico: cuando salimos del tour estaba afuera sacándole fotos a la fachada de Minalima y unas personas me hacían señas por algo. No les di bola, cuando logré la foto que quería les pregunté qué onda y me avisaron que me perdí a Eddie Redmayne (Newt Scamander) pasando por atrás mío. ¡Garronazo! Pero les da la magnitud de lo muchísimo que me gustó la visita.

Para ir tienen varias estaciones de subte cerca: Leicester Square, Covent Garden, Tottenham Court Road y Piccadilly Circus. Más info sobre Minalima en www.minalima.com

  1. Evans & Peel

Es el bar speakeasy más original que visité hasta ahora. Inspirado (como prácticamente todos los speakeasy) en la época de la ley seca, Evans & Peel es a la vista de todos una agencia de detectives. Punto. No hay bar. ¡Si pasás por la puerta no escuchás ni un ruido! Para ir tenés que agendar una entrevista con el detective, previamente contándole cuál es el caso que necesitás resolver. Si le interesa (calculo que si te esforzás medio segundo cualquier caso le va a interesar), te confirma una fecha de reunión. A nosotros nos la confirmó, les dejo el caso que le presentamos para que se inspiren:

El día de la reunión fuimos, tocamos el timbre y nos hicieron pasar al despacho del detective, que está ambientado como si perteneciera a un investigador de los años 20. Charlamos con él sobre nuestro caso y nos terminó diciendo que, como había animales involucrados, se lo iba a derivar a un colega suyo llamado Ace Ventura. ¡Fue muy divertido! Hablábamos los tres super serios de la cuestión y en ningún momento nadie se salió de personaje. Después de eso el detective nos invitó a tomar un trago para bajar el estrés, agarró un libro de su biblioteca y por ahí se abrió la puerta para entrar al bar secreto. Una vez sentados cenamos rico, tomamos un par de tragos (¡me sirvieron uno con algodón de azúcar como garnish!) y charlamos con los barman que eran unos copados. Fue una experiencia impecable.

La estación de subte más cercana es Earl’s Court. Más info sobre Evans & Peel en www.evansandpeel.com

  1. Sky Garden

Es un buen lugar para tener una vista panorámica y desde lo alto de todo Londres. ¡La entrada es gratis! Se saca por internet. Arriba hay un bar y un restaurant, pero no hace falta consumir nada. La verdad no tengo mucho más para decir de este lugar, no me voló la cabeza pero es algo lindo de ver.

Y si van a Sky Garden chequeen también St. Dunstan in the East que queda muy cerquita para ir caminando. Son las ruinas de una iglesia que se prendió fuego durante el gran incendio de Londres en 1666, y están todas envueltas de una enredadera bastante mística.

La estación de subte más cercana es Monument. Más info sobre Sky Garden en skygarden.london

  1. Twinings Tea Shop

Esta recomendación es un poco más obvia que las otras cuatro, pero como a mí ni se me ocurrió ir durante mi primera visita quizás a otros les pase lo mismo. Es el primer local de Twinings, la famosa marca de tés ingleses, y fue inaugurado en 1706. Venden todo tipo de tés en cajas y latitas hermosas, podés pedir que te armen un blend antes de comprarlo y en el fondo hay un mini museo con la historia de su té (por ejemplo, hay una lata de un blend que hicieron para una reina en 1800 y pico). Yo soy especialmente tefílica (?), pero creo que de todas formas este local es algo lindo para ver para cualquiera al ser el té (y esta marca en particular) algo tan típico de la ciudad.

La estación de subte más cercana es Temple.

  1. Shoreditch

Más que una atracción acá les voy a recomendar un barrio repleeeeeto de atracciones. Shoreditch es donde aparentemente nace todo lo cool en Londres. Si fueron a Berlín alguna vez, para mí su equivalente es Kreuzberg: graffiteado, desprolijo, hipster, under, canchero y lleno de diseño, música y comida vegana. Acá les recomiendo un mini-mall de containers que se llama Boxpark y está lleno de locales de diseño ycomida (destaco un local de bubble waffles en Boxpark que se llama Nosteagia y tiene opciones veganas copadas). También en Shoreditch visitamos un local de ropa vintage que se llama Atika , que es gigante y tiene muchas opciones por muy buenos precios. Encontramos una disquería y librería enorme llamada Rough Trade, en la que mi novio consiguió un vinilo que quería. Comimos hamburguesas, mac&cheese vegan y smoothie de banana en Vurger Co (vayan, por favor). También en Mooshies comimos unos bastones de queso vegano derretido que me volaron el cerebro. ¡Todo esto en sólo un par de cuadras! Les recomiendo muchísimo tomarse un día para caminar sus callecitas llenas de street art y perderse en sus locales. ¡Hay hasta un bar de cereales!

Antes de cerrar este post, de yapa les dejo un tip de alojamiento: esta vez nos hospedamos en un airbnb a pasos de la estación de King’s Cross (sí, la de la plataforma 9 ¾), lo cual fue un altísimo win. La estación conecta con 6 líneas de subte (Northern, Picadilly, Victoria, Metropolitan, Circle y Hammersmith & City) por lo cual llegar a prácticamente cualquier parte es una pavada. Y si sacás la Oyster Card (su SUBE) y llegás a 6,80 libras gastadas en el día, se congela el precio y no te cobran los viaje siguientes. Cada viaje cuesta 2,40; o sea que a partir del cuarto viaje ya no pagás nada, lo cual es algo mega útil de saber para moverse a todos lados y cubrir todas las actividades de la forma más cómoda.

Espero que les sirvan estas recomendaciones y que, si tienen la posibilidad de viajar a Londres en un futuro cercano, puedan disfrutar de su lado B como lo hice yo. Si tienen más actividades fuera de serie para recomendarme déjenlas en los comentarios para tenerlas en cuenta la próxima 🙂

You Might Also Like

3 Comments

  • Reply
    Lola
    23 junio, 2018 at 9:46 am

    Me hubiese gustado saber toda esta maravilla para cuando fui a Londres en enero 🙁 pero gracias a tu post sobre Berlín pude conocer algo más que lo tradicional! Soy muy fan de tu blog. Sigan viajandooo <3 así nos enteramos más cosillas lindas!

  • Reply
    Carolina
    23 junio, 2018 at 7:14 pm

    Ya te extrañaba, amo tu blog con locura.

  • Reply
    Romi
    25 junio, 2018 at 1:10 am

    Creo que una de las razones principales por las que quiero conocer Londres es House of Minalima. Como diseñadora gráfica sigo su laburo hace mucho y cuando me enteré que abrían y que quedaba establecido como tienda-museo me emocioné un montón, ojalá se me dé conocerla (junto al tour del estudio). El lugar lleno de neon me voló la cabeza, será visita obligada también ♥

  • Leave a Reply