Quiero Aprender

Un hadita invisible y multicolor

En este blog me la voy a pasar contando las cosas que hago para mantener despierta mi creatividad y me parece importante aclarar de antemano que de ninguna manera llevar una vida creativa es pasarse el día mirando el cielo y dibujando corazones en un papel, no me malinterpretenhay que pagar las expensas y para eso tengo un trabajo que me encanta. Pero para mí una de las mejores partes de mi laburo es que es mi propio proyecto y como tal, me permite darme el lujo de vivir creativamente. Muchos años (muchos en relación a la edad que tengo) tuve trabajos en relación de dependencia que si bien me enseñaron muchísimas cosas, no me permitían desarrollar este costado mío tan libremente. Es decir, intentaba ser creativa en la oficina, pero cuando llegaba a casa solo quería tirarme a dormir.

Un día me encontré super estresada y enojada conmigo y me di cuenta de que no estaba siendo yo misma. De que a veces las circunstancias de la vida la llevan a una a dejar de lado ciertas cosas para priorizar otras que quizás no le importan tanto en verdad, pero que la inercia, la sociedad, los mandatos familiares o vaya uno a saber qué cosa le hacen creer que sí. Y decidí priorizar a mi yo creativo y embarcarme en un proyecto que aparte de ser mío, me dejara tiempo para alimentar el alma. Y ahí fue cuando nació Felina Media.

Así nació Felina, y sin saberlo también así estaba empezando a gestar a lalicuadora, que vendría a ser algo así como mi yo creativo: un hadita invisible y multicolor (soy consciente de la contradicción) que habita adentro mío y que llevaba unos cuantos años pateando para que la dejara salir a jugar más seguido. Como antes, como cuando éramos chicas. Y la dejé.

Hoy trato de convivir todos los días con ella. Le hablo, la escucho, le doy lo que me pide. A veces quiere salir a andar en bici, otras veces dibujar o escribir, cada tanto me pide ir a algún museo e incluso algún que otro día necesita quedarse todo el día en pijama recargando energías.

La escucho. Y ella me lo devuelve en especias creativas.

Lo que te propongo a vos es que trates de escuchar a tu hadita, de preguntarle qué necesita, qué le gusta, cómo se llama. Quizás ya la conocés. Quizás nunca la viste. Quizás las veces que se encontraron la mandaste a dormir de nuevo para hacer alguna otra cosa aburrida que te pareció más importante. Pero la próxima vez que tengas ganas de viajar en tren sin saber hacia dónde, agarrá tu mochila y subite a uno. Es muy probable que sea ella tratando de mostrarte algo.

*La foto del post es en la vereda del colegio al que fui toda la vida, la saqué una vez que estaba andando en tren y sentí a mi hadita pateando para que nos bajemos dos estaciones antes y vayamos juntas a recorrer el lugar que nos vio crecer. Obvio que la escuché.

You Might Also Like

7 Comments

  • Reply
    Ada
    24 agosto, 2015 at 11:11 am

    Hola Lali.

    Si, me llamo Ada, sin h (y sin alas).
    No sé como llegué acá, solo quería decir que habiendo chusmeado un poco caí en cuenta que me caes muy bien.
    Éxitos en la nueva carrera, quizás nos crucemos por los pasillos de la FADU, y rápido porque es mi último año.
    *muestra los bíceps*

    Si te reconozco, te saludo jaja.

    Beso.

    • Reply
      Lali Bonomini
      24 agosto, 2015 at 11:56 am

      Hola Ada! Amé que alguien con tu nombre sea la primera persona en firmar este posteo de hadas 🙂 Mil gracias por los buenos augurios y si me ves porfi saludame que quiero ver quién sos! Besote 🙂

  • Reply
    Mica
    27 marzo, 2016 at 11:46 pm

    Hola Lali, llegue a tu blog por una foto de instagram jaja
    Empece a chusmear y me encanto! Me alegraste la noche y me lleno de buena energia 😀
    Aunque no te conozca ya me pareces una genia, te seguiré leyendob <3
    Abrazos mágicos!

  • Reply
    Carol
    19 mayo, 2016 at 3:19 am

    Wow! Caí justo acá, en el momento en que mi hada me pide salir. Buena señal!

  • Reply
    Cele
    1 septiembre, 2016 at 9:42 am

    Hola Lali, me encanta tu blog, disfruto leerlo y seguirte 🙂 La descripción de tu hadita, y la frase “la próxima vez que tengas ganas de viajar en tren sin saber hacia dónde, agarrá tu mochila y subite a uno. Es muy probable que sea ella tratando de mostrarte algo” me recordaron a una teoría de la cuántica, se llama Teoría del desdoblamiento del Tiempo y sugiere que, como somos materia y energía a la vez, nuestro yo-energía es como una especie de gemelo cuántico que, no condicionado por el espacio-tiempo, puede desplazarse en varias dimensiones y nos va guiando. Y nos habla a través del instinto, parece, igual que tu hadita 🙂

    Me encanta tu proceso, te seguiré siguiendo!

    • Reply
      Cele
      1 septiembre, 2016 at 9:44 am

      PD: ayer sentí un impulso y me compré un ukelele, just because. Y hoy llegué a tu nota sobre tocar-el-ukelele-just-because. Parece que mi gemelo cuántico ya te había leído y me trajo hasta acá 😉

    • Reply
      Lali Bonomini
      2 septiembre, 2016 at 12:32 pm

      Qué interesante esa teoría, no la conocía. Me encantó! Gracias por compartirla (y qué bueno que tu gemelo cuántico nos unió con el ukelele)

    Leave a Reply